681 018 293 urojesus@gmail.com

Enfermedad de Peyronie o curvatura de pene

Se considera normal una leve curva en el pene. Si la incurvación se produce de forma brusca causando dolor y dificultad durante el coito se convierte en un problema  y constituye el inicio de esta incurvación dolorosa que se llama enfermedad de Peyronie. La enfermedad de Peyronie se debe a una placa (cicatriz) que se forma dentro del pene.

La enfermedad se produce cuando una placa (cicatriz) se desarrolla en la hoja de tejido (túnica) que rodea el cuerpo cavernoso. La placa se puede formar en cualquier parte del pene, pero generalmente se halla en la punta o en la base. La zona cicatricial de la túnica pierde su elasticidad, por lo que no se estira cuando se rellena el cuerpo cavernoso y por tanto el pene se incurva hacia la dirección de la cicatriz. Esta incurvación generalmente es dolorosa y puede dificultar o imposibilitar el coito.

 

SINTOMAS

– Incurvación del pene durante la erección (que puede interferir en el coito).

– Dolor con la erección.

– Erecciones débiles.

– Acortamiento o estrechamiento del pene. Generalmente se palpa una zona endurecida bajo la piel del pene en el área de la placa.

ETIOLOGÍA

Se desconoce con seguridad la causa de la formación de la placa. Puede ser consecuencia de un traumatismo en el pene erecto (por ejemplo durante el coito) o por un golpe en la zona genital.

También se han implicado diversas alteraciones del sistema inmune. Sin embargo parece seguro que la enfermedad de Peyronie no tiene relación con enfermedades de transmisión sexual, ni es un tipo de tumor.

TRATAMIENTO

Con el tratamiento se pretende aliviar el dolor y enderezar el pene lo suficiente para permitir el coito. No hay un tratamiento único que haya demostrado ser efectivo en la totalidad de los enfermos. En algunos casos la placa disminuye o desaparece por sí misma, sin tratamiento. En otros, la incurvación empeora progresivamente.

Debido a que la placa puede desaparecer espontáneamente o progresar bastante hasta conseguir una estabilidad, antes de plantear tratamientos invasivos, como la cirugía, se prueba durante un periodo el tratamiento conservador.

La cirugía generalmente se reserva para aquellos casos de enfermedad severa, que no se resuelven por sí mismos y no pueden ser tratados de otra forma, como la incurvación importante, la impotencia o el dolor persistente. La cirugía puede incluir:

– Resección de la placa, sustituyendo el tejido por un injerto, bien utilizando estructuras del propio paciente o placas de pericardio animal especialmente tratado y modificado para este uso.

– Acortamiento de pene en el lado opuesto a la placa para suprimir la incurvación mediante plicaturas (puntos especiales para conseguir este efecto).

– Implante de un aparato (prótesis de pene) para enderezar el pene y conseguir la rigidez suficiente para el coito.

 

Su urólogo en Madrid está aquí.

Puede contactar con nosotros

Teléfono — 681 018 293