681 018 293 urojesus@gmail.com

Conviene comprender que no hay un solo tipo de incontinencia urinaria, sino varias. Cada una de ellas tiene factores de riesgo, fisiopatología y tratamiento específicos. Su diagnóstico diferencial será fundamental, porque diferentes formas de incontinencia tienen diferentes tratamientos y su prevalencia es diferente según la edad y el sexo de los/las pacientes.

Por ello, empezaremos por describir los tipos de Incontinencia Urinaria:

Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE) es la percepción del escape de orina con el esfuerzo (como por ejemplo tos, estornudo, etc.)
Incontinencia Urinaria de Urgencia (IUU) es la pérdida involuntaria de orina acompañada o inmediatamente precedida de urgencia.
Incontinencia urinaria mixta (IUM) es la percepción de pérdida involuntaria de orina asociada tanto a la urgencia como al esfuerzo.
Enuresis significa cualquier pérdida de orina. Si se usa para denotar incontinencia durante el sueño, debería calificarse siempre con el adjetivo “nocturna”.
Enuresis nocturna es la pérdida de orina que ocurre durante el sueño. Se ha clasificado como enuresis nocturna monosintomática (cuando los escapes de orina son el único síntoma) y síndrome enurético, caracterizado por la presencia de síntomas y signos acompañantes (frecuencia elevada, urgencia miccional, incontinencia por urgencia e infecciones urinarias).
• incontinencia urinaria continua es la permanente pérdida de orina.
• Otros tipos de IU pueden ocurrir en determinadas situaciones, por ejemplo, la incontinencia durante la relación sexual, o la incontinencia con la risa.

Además de los tipos descritos, debemos definir los siguientes términos, que son relevantes al tema que nos ocupa:

• La incontinencia urinaria refleja la pérdida de orina que ocurre como resultado del deterioro neurológico del sistema nervioso central, como la que se da en la Enfermedad de Parkinson, ACV, Lesión medular, etc.
• La incontinencia urinaria por rebosamiento es la que se da cuando hay sobredistensión del detrusor y puede ser debida a obstrucción, atonía del detrusor o deterioro neurológico de la vejiga.
• incontinencia urinaria funcional es más frecuente en ancianos. Se trata de pacientes sin alteración en el tracto urinario inferior, que por sus problemas sistémicos, de tipo físico (movilidad reducida, etc.),cognitivos (demencia, etc.), o por efecto de medicamentos no son capaces de llegar al baño a tiempo.
• La sensación vesical, que juega un papel importante cuando hablamos de los síntomas del tracto urinario inferior, puede ser definida en cinco categorías:
– Normal: Se es consciente del llenado vesical, aumentando esta sensación de forma progresiva, hasta un fuerte deseo miccional.
– Aumentada: se percibe un deseo miccional temprano y persistente.
– Reducida: se es consciente del llenado vesical pero no se percibe un claro deseo de orinar.
– Ausente: no se tiene la sensación del llenado vesical ni deseo miccional.
– Inespecífica: no se tienen las sensaciones normales pero se puede percibir el llenado vesical como una plenitud abdominal, síntomas vegetativos o espasticidad.

La Vejiga Hiperactiva (VH) se define por la Sociedad Internacional de Continencia (ICS) en 2002 como un síndrome caracterizado por la presencia de urgencia urinaria, normalmente acompañada de frecuencia miccional aumentada y nocturia, con o sin IUU, en ausencia de una Infección del Tracto Urinario (ITU) o de otras
patologías.

El láser vaginal es uno de los nuevos tratamientos que está revolucionando el campo de la Incontinencia Urinaria de esfuerzo.